Derriba las barreras con los canales compartidos

Una forma mejor de trabajar con personas externas a tu empresa

Two Slack users from two different Slack instances reaching across the gap to shake hands and connect
Image Credit: Skinny Ships

Millones de personas usan Slack todos los días como una forma mejor de trabajar: con una colaboración más rápida y eficiente, conexiones más profundas con compañeros de trabajo e integraciones perfectas con las aplicaciones y programas que usamos todos los días.

Pero, ¿qué pasa con todo el trabajo que se hace fuera de nuestras organizaciones, con proveedores, socios y contratistas? ¿Por qué renunciar ahí a nuestra forma de trabajar?

Para eso están los canales compartidos, una nueva función que permite a los equipos de Slack de diferentes organizaciones usar Slack para colaborar juntos de una forma tan fácil y productiva como lo hacen internamente. Hoy sale oficialmente de la versión beta y está disponible en todos los planes de pago.

Un canal compartido funciona igual que un canal de Slack normal, solo que ahora conecta a dos organizaciones. Esto significa que un equipo de la Empresa A se comunica en el mismo canal de Slack que sus socios de la Empresa B. Las nuevas personas que se incorporen a un proyecto pueden acceder fácilmente al archivo del mismo, lo que les permite ponerse al día rápidamente. Los equipos pueden compartir fácilmente actualizaciones y archivos, mantener al tanto a las personas adecuadas y tomar decisiones rápidamente, todo desde un único lugar en Slack.

Pongamos que estás trabajando con un auditor y cada año la firma tiene un nuevo grupo de auditores júnior que se unen al proyecto. Al utilizar un canal compartido, cuando comiencen los auditores júnior, podrán ver un historial completo de los trabajos anteriores. Está todo ahí, en el canal, no aislado ni oculto en las bandejas de entrada de los auditores júnior anteriores.

Y a medida que crecen los proyectos y las relaciones, también lo hacen los canales compartidos. Cualquiera de los equipos puede añadir nuevos compañeros de equipo y crear tantos canales compartidos nuevos como sea necesario.

Productividad sin límites

Más de 20 000 clientes de pago de Slack ya han utilizado los canales compartidos durante la fase beta. Entre ellos se encuentra Fastly, una plataforma periférica en la nube que ayuda a potenciar las experiencias en línea para Vimeo, Pinterest, el New York Times y muchas más marcas importantes. Como parte de su paquete de asistencia prémium, Fastly ofrece a los clientes empresariales un canal Slack compartido. La empresa utiliza canales compartidos para resolver los problemas de sus clientes más rápido.

“Tenemos un modelo muy proactivo y tratamos de anticiparnos a los desafíos”, afirma Kim Ogletree, vicepresidenta de ventas y satisfacción del cliente. “Ofrecer Slack como uno de nuestros canales de comunicación marca la diferencia. Nos lo dicen los clientes todo el tiempo”.

En Chicago, los emblemáticos Portillo’s Hot Dogs utilizan canales compartidos para impulsar su negocio, incluso en condiciones que cambian rápidamente. Si un proveedor de entregas de Portillo no puede completar los pedidos cuando, por ejemplo, una tormenta cierra las carreteras, necesita una forma rápida de comunicarse y el correo electrónico no es suficiente. Portillo y el proveedor, siempre en contacto en un canal compartido, comparten actualizaciones al instante, lo que permite que la sede central desactive las opciones de entrega hasta que se puedan cumplir y evitar una experiencia de cliente realmente frustrante.

La colaboración como ventaja competitiva

Todas las organizaciones necesitan trabajar con personas que están fuera de sus cuatro paredes. Trabajar de manera más efectiva con los socios hace que las organizaciones sean más eficientes, más competitivas y más exitosas.

Cuando los ingenieros pueden gestionar mejor los plazos de entrega y las funciones, envían productos de mayor calidad con mayor rapidez a clientes y socios. Cuando los expertos en la materia pueden ayudar a desenmarañar las preguntas y a clasificar y priorizar las soluciones junto con los clientes o socios en tiempo real, pueden evitar que los pequeños problemas se conviertan en grandes problemas. Cuando las empresas se encuentran en medio de un proceso de fusión y adquisición, los canales compartidos hacen que un proceso difícil resulte más fluido y menos estresante para los empleados.

Equipos de todo el mundo usan los canales compartidos cada día para:

  • Coordinar campañas y proyectos con agencias externas más rápido, con sugerencias sobre el trabajo creativo y aprobaciones agilizadas que se llevan a cabo en el canal.
  • Crear una línea directa con los clientes, resolviendo problemas de manera eficiente y generando confianza.
  • Sincronizar y compartir datos con consultores financieros y empresariales, ayudando a que todos se mantengan organizados.
  • Mantenerse al tanto de los proyectos y objetivos clave compartidos incluso sobre la marcha: los usuarios de Slack en un dispositivo móvil pueden hacer prácticamente todo lo que harían en un ordenador, incluido el uso de canales compartidos.

Hay otras funciones que permiten el control y la personalización. Cada parte puede configurar el nombre de su canal compartido, así como si el canal es abierto o cerrado para sus respectivos espacios de trabajo. Además, si te añaden a un canal compartido, siempre sabrás si un socio externo está en la conversación, gracias a un pequeño recordatorio que aparece justo encima del campo de mensajes.

Por supuesto, no se trata solo de lo que ganas. Hay muchas cosas que los canales compartidos te permiten dejar atrás:

  • Adiós al trabajo fragmentado. Con los canales compartidos, todo está en un único lugar: no más cambio de contexto entre bandejas de entrada, aplicaciones y documentos con socios y proveedores.
  • No más falta de visibilidad. Los canales compartidos hacen que resulte sencillo coordinarse con los equipos externos (y mantenerse así). Ahora todos saben lo que está pasando.
  • Se acabó la comunicación interminable. Colaborar con socios externos por correo electrónico puede llegar a ser muy frustrante (a menos, por supuesto, que tu nueva campaña de marca sea “Re, Re, Re”). ¿Por qué no colaborar a la misma velocidad que en tus canales internos?

Integra las aplicaciones que utilizas a diario

Puedes usar aplicaciones de Slack en canales compartidos igual que lo harías con Slack internamente. Aquí tienes algunas aplicaciones para probar. Visita el Directorio de Aplicaciones de Slack para buscar más.

  • Google Calendar para equipos. Publica recordatorios de las próximas reuniones en tus canales compartidos.
  • Zoom, para iniciar videoconferencias directamente desde Slack en un canal compartido y después publicar una grabación como referencia o para cualquier persona que no haya podido asistir.
  • Google Drive o Dropbox Paper, para colaborar en borradores y planes evitando los intercambios interminables de correos electrónicos.

Primeros pasos

Para compartir un canal nuevo o existente con un grupo externo, contacta con el propietario o el administrador de tu espacio de trabajo. Una vez que realices la solicitud y tu socio la acepte, el canal se compartirá y podréis comenzar a trabajar juntos de inmediato.

Danos tu opinión

Comparte tus sugerencias: mándanos un mensaje o un tweet a @Slackhq. ¡Muchas gracias!

Slack is the collaboration hub, where the right people are always in the loop and key information is always at their fingertips. Teamwork in Slack happens in channels — searchable conversations that keep work organized and teams better connected.